top of page

La flor del trigo, pan para pan, pan pan



Esto no va a ser una clase magistral de agrostología ni de botánica, no esperéis que hable de cosas que desconozco tales como las gramíneas (Poaceae) y las ciperáceas (Cyperaceae), por el momento es suficiente con saber que la inflorescencia elemental del trigo es una pequeña espiga formada por una o más flores, este tipo de inflorescencia recibe el nombre de espiguilla, un nombre precioso. Las flores pueden ser hermafroditas o unisexuales como los humanos, las espiguillas del trigo son hermosas y es que aunque veamos en ellas tan sólo el grano que nos alimenta, el pan nuestro de cada día está hecho con !miles de flores!


La etapa de floración se considera terminada cuando todos los estambres de una espiga se hacen visibles asomándose a través de las espiguillas. A partir de ahora me muero de ganas de pasear por un trigal en primavera, convertirme en una "espiguilla" y dejar de ser invisible, me acompañan refranes y dichos populares expresiones que tanta sabiduría nos transmiten.


Y paseando por un hermoso trigal me he dado cuenta de que "No todo es trigo limpio" eso reza una expresión popular y es que, literalmente, el cereal sucio y húmedo nunca puede valer igual que el limpio y seco y esto me lleva a la conclusión de que el número de españoles "celiacos intolerantes y alérgicos", va creciendo exponencialmente y encontrar "trigo limpio" no está resultando fácil, un verdadero desastre para la nutrición y cuidado de las buenas almas.


Y ahora toca "meterse en harina" como dice otra expresión popular y escuchar la voz de los poetas especialmente en estos días de atracón político para descubrir quién se llevó el pan nuestro de cada día y aunque os parezca "harina de otro costal" yo he malcantado mil veces debajo de la ducha la famosa canción de Victor Manuel inspirada en un verso del poeta Blas de Otero, España camisa limpia de mi esperanza.


"Y del trigo la harina y de la harina el pan". Fijaros en este verso rotundo y demoledor de Victor Manuel en su canción España Camisa blanca de mi esperanza "nos dejó el hambre y se llevó el pan" y así la cantaba Ana Belén:



Hay que "separar el trigo de la paja", poner la harina blanca en otro costal y hacer el pan nuestro de cada día con nuestra mejor masa madre, España. Dixi


                OFRENDA


Ofrezco este cuenco de harina

fruto de la semilla que susurra

una esperanza que lleva el viento

aroma de humilde camisa blanca

miga que crece en la tierra

con el fugaz sabor de la alegría

trigo bendito que brindo

a los insatisfechos



                          

                          



Comments


bottom of page