top of page

Entre los huesos de los muertos abre Dios sus flores amarillas




El 29 de mayo de 1958 fallecía el poeta Juan Ramón Jiménez, esta entrada la escribí para conmemorar la fecha de su muerte, siento el retraso en su publicación, me hubiera encantado escribir este epitafio sobre su tumba "entre los huesos de los muertos, abre Dios sus manos amarillas"


Si fuera posible establecer un diálogo ficticio con el maestro pasearíamos por el puente sonoro de Moguer escuchando el canto del agua, el paso de los años.


  • Juan Ramón, dime ¿qué te hace sentir esta tarde luminosa del mes de abril?


“El dormir es como un puente

que va del hoy al mañana

por debajo, como un sueño

pasa el agua, pasa el alma”.

 

Y...


¡Qué tristeza este pasar

el caudal de cada día

(vueltas arriba y abajo)

Por el puente de la noche

(vueltas abajo y arriba)…”

J.R. Jiménez


yo le recité estos versos que escribí hace ya mucho tiempo,


El caudal de mi alma

pasa bajo el puente

sobre el vacío rotundo

de la vida y la muerte

                                      

y continuamos nuestro paseo como dos "flâneurs" en silencio por las calles de Moguer. Una delicia.




Comentarios


bottom of page